La descarbonización del acero: hace el mundo posible y la sostenibilidad aplicable

La descarbonización del acero: hace el mundo posible y la sostenibilidad aplicable

La descarbonización del acero: hace el mundo posible y la sostenibilidad aplicable

La industria del acero, es un sector muy importante para conseguir los objetivos de descarbonización en el mundo. Iniciando por su potencial de reciclado y siguiendo por una serie de tecnologías que se están desarrollando a nivel mundial para llegar a las emisiones cero.

Una ventaja que tiene el acero, comparado con otros materiales, es que se puede fabricar de materiales reciclados. La fase de reciclaje del acero a nivel mundial es del 85 %.

Por ejemplo, la chatarra se puede utilizar y puede ser reciclada, y en ese proceso, para lograr un mayor impacto, también es importante desarrollar una tecnología diferente para reemplazar el carbón en los hornos, con algo que no genere dióxido de carbono.

Adicionalmente, implementar tecnologías que permitan capturar el dióxido de carbono y transformarlo, y no dejarlo libre en el medioambiente, transformarlo para que no sea peligroso o mejor aún, convertirlo en algo que sea útil.

Esto no es algo del futuro, puesto que, esta tecnología ya se está implementando y usando en la Unión Europea.

Otro punto más ambicioso, que se suma a esta propuesta, es la inyección de hidrógeno para reducir químicamente el óxido de hierro.

En España, se va a construir una unidad de reducción de directa de hierro, esto lo hará ArcelorMittal Europe, esta planta va a ser la primera.

La planta se alimenta con chatarra y produce laminados en caliente. En pocas palabras, se va a tener la combinación de la tecnología de reducción de hidrógeno combinada con la utilización del acero al mismo tiempo.

El resultado de esto, que será la primera a nivel mundial, es la emisión cero.

Esto comienza en Europa, pero el gobierno de Canadá continúa con esta tecnología para obtener como objetivo la reducción de la huella de carbono de 60 %. Estados Unidos y Brasil van a seguir el mismo camino, entonces la vía ya está establecida y el futuro es prometedor.

Cambios en la industria, primero pequeños y luego grandes cambios en cada una de las empresas, puede conducir a la reducción de la huella de carbono y a la descarbonización del acero.